Índice de Conectividad Global DHL

Una excelente publicación sobre el impacto de la globalización en nuestro mundo es el “Índice de Conectividad Global” que cada año publica la empresa DHL, en esta edición preparado por los profesores Pankaj Ghemawat y Steven A. Altman y que lleva el sugerente subtitulo de “El estado de la Globalización en la era de la ambigüedad

Precisamente este término es el que domina la definición de la economía internacional; la ambigüedad. En ese sentido se identifica la situación como un “marasmo”: una región sujeta a calmas, tormentas repentinas y vientos ligeros e impredecibles. El argumento de esta situación es que las predicciones económicas no coinciden y son alteradas continuamente, los efectos desconocidos de los estímulos de los bancos centrales, las tensiones políticas que también se han analizado en este blog y otras razones impulsan a esta situación de confusión y zozobra global.

A pesar de las tensiones que derivarán, en el caso de Europa, de la incierta situación  del Brexit o las pulsiones del mandato de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, la realidad se irá atemperando y se espera que las tendencias futuras se correlacionen con situaciones pasadas

El informe analiza la evolución de una serie de indicadores agrupados en cuatro apartados: comercio (de bienes y servicios), capital (flujos de inversión directa y de cartera), información (tráfico de Internet, llamadas telefónicas internacionales y comercio de material impreso), y personas (migraciones, turismo y estudiantes extranjeros), sobre un total de 140 países que suponen el 99% de la producción económica mundial y el 95% De su población.

El nivel mundial global de conectividad global se vio fuertemente impactado por la crisis financiera mundial de 2008 y su recuperación ha sido lenta, pero en el año 2014 -casí siete años desde el inicio de la crisis- se han recuperado los niveles pre-crisis, a pesar de una desaceleración leve en 2015.

Los flujos de inversión extranjera directa registraron una gran expansión, derivada de las inversiones corporativas, no de un aumento de nuevas inversiones reales. Los flujos de información  siguen un crecimiento imparable y el crecimiento de los flujos de personas se mantiene en niveles modestos debido a las restricciones de visados y permisos de trabajo. En resumen, la globalización no avanza tan rápidamente como lo hacia en la etapa pre-crisis -anterior a 2007-, pero ha frenado su caída.

images

Análisis por pais

Desagregando el análisis global se observa que Europa sigue siendo la región más conectada a nivel mundial, seguida de América del Norte y la zona de Asia-Pacífico. El liderazgo de Europa refleja tanto sus características estructurales (muchos países ricos en estrecha proximidad) como décadas de políticas destinadas a promover la integración a través de la UE. Más del 70% del comercio internacional, el capital, la información y los flujos de personas tienen lugar dentro de la propia Europa, lo que pone de manifiesto cuánto está en juego si Europa renuncia a la integración regional

Procediendo a los resultados a nivel de país, los diez países más conectados en 2015 fueron :

  1. Holanda
  2. Singapur
  3. Irlanda
  4. Suiza
  5. Luxemburgo
  6. Bélgica
  7. Alemania
  8. Reino Unido
  9. Dinamarca y
  10. Emiratos Árabes Unidos.

España ocupa el puesto nº 23, subiendo 2 puestos respecto a la clasificación anterior (2013).

En cuanto a la dimensión de profundidad del índice, que compara los flujos internacionales de los países con los tamaños de sus economías nacionales, las economías más conectadas fueron: Singapur, Hong Kong, China, Luxemburgo, Irlanda y Bélgica. España ocupa en esta dimensión el puesto nº 59 (+19 puestos)

En la dimensión de amplitud del índice, que evalúa el grado en que los flujos internacionales se distribuyen a nivel mundial, los países líderes fueron: Reino Unido, Estados Unidos, Países Bajos, Corea del Sur y Japón. España ocupa en esta dimensión el punto nº 18 (-5 puestos)

Aproximadamente el 70% de la variación en los niveles observados de conexión global de los países puede explicarse basándose en características estructurales tales como su tamaño, niveles de desarrollo económico y lejanía geográfica.

 

Nodos y Gigantes

Este informe también introduce dos nuevos índices de globalización a nivel de ciudad: los “Nodos” y los “Gigantes”. Si bien estos nuevos índices cubren los mismos cuatro pilares que el Índice de Conectividad Global de DHL, se utilizan diferentes (y menos) medidas de componentes debido a la disponibilidad limitada de datos a nivel de ciudad.

El índice “Nodos” es similar  la dimensión de profundidad; comparando el comercio internacional de las ciudades, el capital, la información y los flujos de personas con su actividad interna, revelando así qué ciudades son más intensamente internacionales. Los principales nodos se encuentran en Singapur, Manama (Bahrein), Hong Kong, Dubai (Emiratos Arabes Unidos) y Amsterdam (Países Bajos).

El índice “Gigantes” mira más allá de las propias ciudades para evaluar su proyección externa global comparando directamente los tamaños de las interacciones internacionales de las ciudades. Los principales gigantes de la globalización son: Singapur, Hong Kong, Londres (Reino Unido), Nueva York (Estados Unidos) y París (Francia).

Two Connected Puzzle piece

Las dos leyes de la Globalización

Una reflexión importante es no solo prestar atención a los grandes cambios de la globalización, si no también analizar lo que no ha cambiado. Los datos que sustentan el Indice de Conectividad Global DHL apoyan fuertemente el argumento de dos leyes de la globalización que pueden apoyar las estrategias empresariales y las políticas públicas a medio y largo plazo

  1. La ley de semiglobalización: Las interacciones internacionales son menos intensas significativamente que las interacciones domésticas.
  2. La ley de la distancia: Las interacciones internacionales son amortiguadas por la distancia a lo largo de las dimensiones culturales, administrativas, geográficas y  económicas.

La primera ley corresponde a la profundidad de la globalización ya la segunda ley a su amplitud. En su conjunto, implican un mundo complejo en el que el tamaño y la distribución de los flujos internacionales varían ampliamente entre los distintos lugares.

Finalmente es evidente la relación entre globalización y prosperidad: Cinco de los diez países más globalizados se encuentran entre los diez primeros países del mundo con mayor nivel de PIB per capita. O de los 15 países con mayor nivel de renta per capita, ocho se encuentran entre los 15 que tienen un mayor nivel de globalización. De los diez países más globalizados, ocho se encuentran en Europa occidental; con la excepción de Suiza, todos pertenecen a la UE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: