Business Intelligence

Una de las cuestiones fundamentales planteadas en la empresa moderna es la Inteligencia Empresarial o en inglés “Business Intelligence” (BI). Se define esta como la aplicación innovadora de la información analítica, el empleo de herramientas de planificación empresarial y la monitorización de grandes volúmenes de información para acelerar el logro de los objetivos del negocio; es decir, es toda aquella información estratégica y analítica que una empresa analiza, predice y monitorea para facilitar la toma de decisiones.

BI mejora lo que desde ERNST & YOUNG denominan el “Coeficiente Intelectual Empresarial” (CIE) ya que

Permite que la organización administre los impulsores de desempeño, riesgo y calidad a nivel de proceso. Las mejores estrategias de BI integran las aplicaciones de administración de datos y analíticas, incluyendo la inteligencia de negocios, la administración de la información y la administración del desempeño del negocio. Cuando estas aplicaciones trabajan en conjunto, proporcionan información que mejora la administración del negocio proceso por proceso.

Se corre el riesgo de pensar que BI es únicamente la implementación de tecnología, cuando realmente hablamos del proceso de definición de una estrategia para mejorar el desempeño al mismo tiempo que se administran los riesgos de negocios relacionados. La implantación del BI en la empresa implica un cambio estratégico y debe ser impulsada por la máxima dirección de la compañía.

Al proporcionar información precisa y oportuna de las diferentes área de negocio en tiempo real, se produce una mayor conexión de los elementos del organigrama de la empresa. La información fluye y se mide de forma más adecuada el desempeño en la organización adoptando respuestas de forma inmediata en base a la información suministrada que benefician a TODA la organización.

El enfoque del BI debe ser holístico. Es decir debe incorporar la gestión y el análisis de información tanto del ámbito interno como externo a la organización, ya que analizarlos de forma independiente es un error. En realidad BI es la suma de dos disciplinas:

  • La inteligencia de negocio que se ocupa del ámbito de información interno
  • La inteligencia competitiva que se ocupa del ámbito de información externo o del entorno competitivo

Así es posible cerrar el círculo de la gestión de información y del conocimiento permitiendo a las organizaciones evolucionar hacia lo que denominamos como compañías inteligentes, empresas caracterizadas por su gestión basada en hechos.

Las ventajas de BI son variadas:

  • Mejor comprensión de la realidad empresarial al incorporar el análisis de las informaciones internas y externas
  • Gestión más eficaz a la hora de tomar decisiones
  • Mayor rapidez en la adaptación ante los cambios producidos en el entorno competitivo
  • Mejor control de riesgos tanto internos como externos
  • Alineación de las distintas operaciones de la empresa con una estrategia uniforme

BI ha dejado de ser una herramienta de uso exclusivo de unos pocos para pasar a convertirse en parte de las rutinas de trabajo de muchos profesionales de negocio que buscan maximizar el uso de lo que se ve como un recurso estándar. Cada vez más compañías experimentan sus ventajas y, dentro de ellas, más usuarios se benefician del acceso al conocimiento que antes no podían siquiera plantearse.

aderant-thinktank-hd-9-1920x712.jpg

Desde EXPERTOS INTERNACIONALES disponemos de un área especializada en gestión de la información y diseño de procesos de Inteligencia para la creación, perfeccionamiento e implantación de unidades de Inteligencia para la empresa. Tenemos la capacidad de adaptar el diseño al tamaño de la organización y el número de empleados para que se puedan exprimir los resultados de su unidad desde el principio, con asesoramiento en:

  • Tecnología y seguridad de la información
  • Procesos de gestión del conocimiento y documentación
  • Procesos de Análisis de Inteligencia
  • Procesos de mejora continua
  • Control
  • Recursos humanos

La forma de llevar a la práctica este planteamiento pasa por:

  • Introducir cambios en la infraestructura: Tradicionalmente, BI utilizaba un enfoque centralizado, en el que los usuarios finales debía esperar a que TI estuviese en disposición de facilitarles los informes de datos históricos requeridos. Los avances actuales en la automatización de carga de trabajo y herramientas de descubrimiento, sin embargo, han contribuido a un descenso del entorno centralizado a favor de otro más ágil, que otorga a los usuarios una mayor autonomía y disminuye las latencias.
  • Automatizar la carga de trabajo: Las herramientas de automatización de BI allanan el camino para la simplificación. Consultas e informes pueden acelerarse de forma que los usuarios finales pueden realizar consultas casi en tiempo real empleando tanto Big Data, como datos procedentes de fuentes convencionales.
  • Implementar nuevas tecnologías: Los avances asociados a las herramientas de descubrimiento de datos, dispositivos móviles y la nube aumentan sustancialmente el movimiento hacia la simplificación de la BI. Esta combinación ha estimulado la evolución proporcionando un potencial inigualable para acceder a resultados de consultas a la carta y desde cualquier lugar. En este aspecto, la visualización es indispensable para transmitir ideas de manera efectiva, tanto en la forma, como en la funcionalidad. Las herramientas de visualización se hacen inseparables de la tecnología de BI al permitir la comunicación de sus aspectos clave de una forma más intuitiva, en lugar de mediante opciones más dispersas y complejas.

maxresdefault.jpg

Cada vez un mayor número de empresas está empezando a valorar BI como un factor clave de éxito empresarial. Además de los beneficios económicos innegables asociados a esta actividad, encontramos otros muchos que resumo a continuación:

  • Genera un conocimiento anticipado que ayuda a predecir los movimientos de los competidores.
  • No sustituye las áreas de investigación de mercados, planificación estratégica, marketing, análisis financiero o seguridad, sino que refuerza y apoya los requerimientos y las necesidades de la compañía.
  • Ayuda al directivo a detectar nuevas oportunidades y amenazas que encuentra, tanto en el sector que opera la compañía, como en la propia actividad que desarrolla su competencia.
  • Permite el conocimiento de las fortalezas y debilidades de la propia empresa, pero siempre estableciendo sus causas y sus orígenes
  • Nutre a la compañía y sus directivos de información veraz y relevante para la toma de decisiones.
  • Permite el control de la información de manera eficiente y segura.
  • Facilita la gestión de crisis y genera soluciones, generando conocimiento interdepartamental y multidisciplinar.
  • Compatibiliza la visión micro y macro de la compañía y sus intereses generando menos fricciones y conflictos entre estrategias. El resultado es que la estrategia de la empresa se ve fortalecida.
  • Facilita la generación de innovación y el control de su efectividad.
  • Apoya la internacionalización de los negocios.

Las empresas deben plantearse que la Inteligencia es un factor fundamental de éxito en los próximos años y que su implantación es un elemento clave para el desarrollo futuro.

business_intelligence.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s