Agentes del Comercio Internacional: G20

Seguimos en este post  con el análisis de los principales Agentes del Comercio Mundial, iniciado anteriormente con el BANCO MUNDIAL, y en este caso analizamos el papel del G20, como elemento de desarrollo. Esta información procede de la DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA EXTERIOR del PARLAMENTO EUROPEO.

Introducción

El GRUPO DE LOS 20 (G20) es un foro informal que reúne a funcionarios de alto nivel y miembros del gobierno de las 20 economías más grandes del mundo (Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, República de Corea, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, el Reino Unido, los Estados Unidos y la Unión Europea) para discutir importantes cuestiones económicas y financieras.

Fue creado en 1999, a raíz de la crisis financiera de Asia oriental, por los ministros de Finanzas del GRUPO DE LOS 7 (G7), es decir, Estados Unidos, Canadá Francia, Alemania, Italia, Japón y el Reino Unido, para ampliar el diálogo sobre las cuestiones clave de política económica y financiera entre las economías de importancia sistémica y promover la cooperación para lograr un crecimiento económico mundial estable y sostenible que beneficie a todos los países.

A pesar de ser un foro informal que carece de una estructura oficial, el G20 representa alrededor del 90% del PIB mundial, el 80% del comercio mundial y aproximadamente el 70% de la población mundial, por lo que adquiere legitimidad a través de su peso económico. La falta de representación de los 170 países restantes que actualmente componen el atlas políticos mundiales, sin embargo, plantea serias cuestiones de “déficit democrático”.

Impacto en la Política Comercial

El impacto del G20 en la configuración de la política comercial de la UE ha sido casi inexistente hasta el momento: o si lo ha hecho, ha sido de forma indirecta. De hecho el G20 nunca ha considerado el Comercio Internacional como núcleo de su enfoque. En su lugar, el G20 se ha acercado a las cuestiones comerciales desde la perspectiva de cómo puede el comercio contribuir al restablecimiento de la salud económica mundial y  de la estabilidad financiera

Gracias a su organización informal y su peso económico el G20 tuvo bastante éxito en el tratamiento de la crisis financiera, mediante la introducción de paquetes de estímulo eficientes, impidiendo que sus miembros incrementaran los aranceles de importación/exportación y manteniendo a raya las políticas y regulaciones proteccionistas.

Como resultado, después de la cumbre del G20 celebrada en Washington (EE.UU.) en 2008, el G20, a través de sus lideres, se comprometió a abstenerse de levantar nuevas barreras a la inversión o al comercio de bienes y servicios, imponiendo nuevas restricciones a la exportación, o aplicar medidas incompatibles con la OMC para estimular las exportaciones.

De cualquier forma, los europeos siempre han estado en contra al aumento de las barreras al comercio y la inversión, y es poco probable que el compromiso adquirido en Washington (EE.UU.) haya tenido un gran impacto en la política comercial de la UE, ya que de cualquier forma la UNIÓN EUROPEA no habría creado barreras comerciales.

Además, este compromiso, que no es vinculante, no ha sido respetado por todos los miembros del G20; como dato desfavorable indicar que en el año 2014 el número de barreras comerciales introducidas por los países del G20 era de más de 700 medidas, superando las barreras anteriores a crisis.

Por tanto el papel del G20 en la política comercial ha sido escaso y poco relevante. La mayoría de las decisiones o acuerdos están relacionadas con temas financieros y otros items relevantes como el desbloqueo de la Ronda de Doha se han mantenido fuera de la agenda de las cumbres. Solamente en 2010, en la cumbre de Seul (Corea del Sur), se demando por parte de los participantes, un mayor esfuerzo para culminar con éxito la Ronda de Doha, pero este llamamiento no se ha traducido en resultados.

ONU_Geneva_mainroom.jpg

La situación ha cambiado un poco en los últimos años , ya que durante las presidencias de México, Australia y Turquía, se han organizado reuniones ministeriales de Comercio, con objeto de estudiar las posibilidades de establecimiento de una Nueva Agenda Comercial. Asimismo, en la cumbre de Brisbane, los líderes del G20 declararon la necesidad de un sistema comercial fuerte en una economía global abierta para facilitar el crecimiento mundial.

En este sentido la OMC presentó, a finales del 2015, un informe sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos comerciales del G20 y recomendaciones para su aplicación y fomento de la liberalización del comercio internacional. La próxima Cumbre 2016, a celebrar en Hangzhou (China), en el mes de septiembre de 2016 deberá reafirmar o desmentir estos esfuerzos y el papel de China, como organizadora de esta cumbre será capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s