Previsiones económicas Norteamérica

El FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (FMI) aporta abundante información sobre variables macroeconómicas. Es muy interesante el estudio denominado Perspectivas Económicas de las Américas, publicado a finales del año pasado, y que por su extensión dividiré en dos partes, considerando por un lado Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) y por otra Sudamérica (Latinoamérica), quedando México encuadrada en la zona Centroamérica-Caribe

Una constatación es que una vez superado el retroceso de comienzos de 2015, se ha producido un repunte de la economía mundial; pero estas perspectivas de crecimiento son muy débiles. En Estados Unidos, la recuperación se basa fundamentalmente en el consumo interno y en el crecimiento del mercado laboral; en Canadá, sin embargo, el impacto de la caída de los precios del petróleo se hace notar de forma acusada.

El contexto general, basado en una reducción de los precios de las materias primas, un endurecimiento de las condiciones financieras, y una serie de circunstancias determinan un riesgo a la baja con posibilidades de estancamiento (crecimiento casi nulo) de las economías desarrolladas y un menor crecimiento potencial de las economías en vías de desarrollo (o como cada vez se emplea más el término emergentes)

En el tono paternalista que le caracteriza la solución del FMI para todos estos problemas sigue siendo el mismo: políticas gubernamentales, impulso de la inversión y reformas estructurales de forma sistemática. Se proyecta que el crecimiento de la economía mundial -en continua revisión- esté en torno al 3,1%, con una reducción derivada de la reducción de actividad en Norteamérica durante la primera parte de 2016. En 2016 es esperable un aumento de la actividad internacional, hasta el 3,6% tal como planteamos en un post anterior.

Estados Unidos

El crecimiento de la economía ha vuelto a afianzarse en 2015, creciendo a una tasa del 3,7%, con un menor crecimiento en el 1er trimestre (0,6%) derivado factores como la adversa climatología y una huelga portuaria en la costa oeste que complicó las exportaciones.

Crecimiento PIB EEUU
Contribución al crecimiento del PIB en EE.UU. (Fuente FMI)

La principal resistencia a la bajada de la economía viene, como es habitual en EE.UU., del tirón del consumo privado, con una creación de empleo importante, que ha superado de promedio las 200.000 personas por mes, un ritmo muy bueno que ha hecho diminuir la tasa de desempleo al 5,1% y aumentar el ingreso personal disponible real un +3%. A pesar de ello subsisten riesgos como el desempleo de larga  duración y la temporalidad del empleo.

La caída de los precios del petróleo ha tenido efectos contrapuestos: por un lado la bajada de estos ha contribuido al aumento del poder adquisitivo en un 1% del PIB, destinado principalmente al ahorro de los hogares, pero posteriormente se ha incrementado el gasto y la tasa de ahorro cayó por debajo de 5 por ciento, aumentado la demanda. Sin embargo la disminución de inversiones ligadas al petroleo han contrarrestado este crecimiento.

El crecimiento esperado para el año 2016 es del 2,7% basado fundamentalmente en el consumo privado, con factores que ayudan como la mayor firmeza del mercado laboral, los precios aún en mínimos del petroleo y una inflación subyacente poco elevada, lo que permitirá un aumento de la renta disponible.

Existen no obstante una serie de riesgos inherentes a controlar como son:

  • El tipo de cambio del dólar de EE.UU., respecto al resto de monedas. Si sigue apreciándose se podría debilitar la rentabilidad y la producción, ampliando el déficit de cuenta corriente.
  • Los tipos de interés. Si se mantienen muy bajos durante tiempo surgirán vulnerabilidades financieras, que podrían afectar el crecimiento sostenible de la economía, en busca de rentabilidad. Luego pueden subir abruptamente y afectar a la recuperación económica
  • La prima de riesgo. Si se efectúan actuaciones en la deuda pública esta prima de riesgo de la deuda soberana puede aumentar, lo que endurecería las condiciones de determinados sectores como el hipotecario.

En el mediano plazo, se estima que el crecimiento potencial de EE.UU. será de alrededor del 2% con una desaceleración del crecimiento de la fuerza laboral y de la productividad.

Canadá

Después de un crecimiento sostenido en 2014, derivado de la caída de los precios del petróleo, su economía se contrajo en el primer semestre de 2015, con un crecimiento anual del 0,7%. La principal razón de esta desaceleración ha sido la caída de la inversión empresarial no residencial (-8%) lo que determina a su vez una fuerte caída de la rentabilidad empresarial. Desde el punto de vista de la oferta la producción del sector del petróleo y el gas ha caído un -10%. El sector servicios que supone el 70% de la economía canadiense ha resistido relativamente bien.

Crecimiento PIB CANADA
Contribución al crecimiento del PIB en Canadá (Fuente FMI)

Las exportaciones se han comportado de forma muy negativa: en algunos sectores como las exportaciones de materias primas (petróleo, gas y metales) en línea con la caída de sus precios; sin embargo las exportaciones de bienes no energéticos, a pesar de un dólar canadiense más competitivo y la recuperación continua de Estados Unidos, no se ha llevado a cabo y por ello el déficit comercial ha crecido.

El mercado laboral se ha comportado bien con una tasa de paro en torno al 7,0% y un aumento del número de contratos a tiempo completo, lo que ha aumentado la renta disponible en las familias. En un entorno de estabilidad del mercado de trabajo, el gasto de los hogares se ha mantenido constante.

Se proyecta que el crecimiento se recupere moderadamente considerando la mejor situación económica de los EE.UU, un dólar canadiense más competitivo, que impulsa las exportaciones, un crecimiento del consumo privado que permanece sólido considerando el mercado laboral y la situación de ingresos de las familias y unas buenas condiciones financieras.

Los principales riesgos son:

  • Los precios del petroleo. La caída de estos ha supuesto un duro golpe para las empresas de extracción de petroleo y si este se mantiene, las empresas tendrán que reducir su gasto de capital. Estos bajos precios también afectan a las empresas exportadoras de maquinaria y servicios petrolíferos.
  • La recuperación de los EE.UU., ya que existe una evidente vinculación entre las economías de estos países (el 75% de las exportaciones de Canadá son para EE.UU.)
  • Una desaceleración en las economías emergentes, principalmente China (el 10% de las exportaciones) que puede afectar a la economía

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: