Aumentar de la Competitividad de las pymes

La COMISIÓN EUROPEA ha elaborado un documento denominado “Competitividad Empresas UE“, donde establece un plan de acción considerando una serie de variables de mejora en el entorno macro y micro económico. La Comisión está dispuesta a crear un mercado único más profundo y más justo, con una base industrial fortalecida.

Para lograr este objetivo, se debe mejorar el mercado único en consonancia con las realidades económicas actuales, a saber, una mayor digitalización, nuevos modelos empresariales y una creciente relación entre la industria manufacturera y los servicios en las cadenas de valor mundiales de hoy en día.

En la Estrategia para el Mercado Único, se proponen una serie de medidas concretas y ambiciosas para eliminar importantes barreras económicas que ralentizan la agenda europea en materia de empleo, crecimiento e inversiones.

En la presente entrada de blog se resumen los aspectos más significativos del documento y se sintetizan aquellas propuestas orientadas a la mejora de la competitividad empresarial.

Mejora del mercado único

La UE como el mercado único han de adaptarse a un entorno cambiante. Europa afronta retos económicos y sociales. La crisis económica y financiera ha puesto a prueba nuestras economías y ha generado unos costes sociales inmensos. El desempleo se mantiene en niveles obstinadamente elevados en toda Europa, en particular entre los jóvenes, que deberían ser el núcleo de la vitalidad europea. La confianza de los ciudadanos europeos se ha visto mermada por los bajos niveles de crecimiento. Los inadecuados niveles de inversión y las barreras en los mercados de bienes y servicios han obstaculizado la productividad y la competitividad de la economía europea. La vigencia de normas anticuadas y excesivamente gravosas hace que las empresas a menudo se vean superadas y no sean capaces de encontrar la información que necesitan.
Al mismo tiempo, la innovación y las cadenas de valor mundiales están creando nuevas e importantes oportunidades. Las tecnologías digitales están transformando muchos sectores industriales, dando lugar a una producción más eficiente y a unos modelos empresariales nuevos e innovadores. Cada vez es más frecuente ver cómo la fabricación y los servicios se funden en ofertas empresariales limpias e inteligentes que aportan un mayor valor añadido a los clientes. Sin embargo, esta innovación también supone un reto para los modelos empresariales tradicionales y para las relaciones convencionales entre consumidores y operadores comerciales

eu-map-flags-1024x737.jpg

Crear oportunidades para las empresas

Las pymes constituyen la espina dorsal de la economía europea. Sin embargo, todavía persisten demasiados obstáculos para las pymes, las empresas emergentes y los jóvenes emprendedores que quieren crecer en el mercado único. Muchas pymes abastecen a un mercado local o regional. Pocas consideran que la UE sea un mercado para ellas o tienen ambición paneuropea. Todo ello limita la innovación y la creación de empleo.

Las empresas emergentes también tienen dificultades para identificar y cumplir los requisitos reglamentarios. Este es el motivo por el cual la Comisión, cuando se plantea qué políticas o qué legislación va a adoptar, presta especial atención a las normas que afectan a las pymes, basándose en el principio de «pensar primero a pequeña escala»7. Los Estados miembros han estado trabajando en la creación de «ventanillas únicas» para facilitar información sobre todos los requisitos reglamentarios que cualquier persona que vaya a constituir una empresa en cualquier sector de la economía se va a encontrar.

Las pymes y las empresas emergentes también encuentran dificultades para obtener financiación. Las pymes ya ocupan un lugar central en el Plan de Inversiones para Europa. Por ejemplo, una cuarta parte de la garantía del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) se utilizará para ayudar a las pymes innovadoras y a las empresas de capitalización media, a fin de garantizar que puedan acceder en mayor medida y con mayor rapidez a la financiación de riesgo para empresas emergentes

Existen también barreras a la innovación. En su marco «Legislar mejor», la Comisión establece la herramienta necesaria para evaluar las posibles repercusiones sobre la innovación de la nueva política propuesta y para identificar las barreras existentes y las posibles maneras de eliminarlas.

Europa también saldría beneficiada si atrajera a más innovadores del resto del mundo. Como se pone de relieve en la Agenda Europea de Migración, las normas para atraer a emprendedores, combinadas con medidas de apoyo que les ayuden a operar en el mercado único, podrían hacer de Europa un destino más atractivo para los innovadores de fuera de la UE. De este modo, podría impulsarse la creación de empresas emergentes en Europa.

La Directiva de servicios de 2006 dio lugar a una necesaria modernización de la economía en diversos sectores. Los Estados miembros adoptaron más de mil medidas para suprimir barreras injustificadas a la prestación de servicios por parte de empresas y profesionales. A pesar de ello, las empresas y los profesionales todavía se encuentran con demasiados problemas cuando operan más allá de las fronteras. Encuentran obstáculos derivados de las diferencias —y, a veces, incoherencias— en la regulación de las profesiones y «actividades reservadas» en los distintos países de la UE, barreras reglamentarias innecesarias a la prestación de servicios y una falta de claridad y previsibilidad en determinados sectores clave para quienes quieren prestar un servicio en otros Estados miembros.

Las actividades minoristas y mayoristas constituyen uno de los mayores sectores de servicios en Europa: en 2012 representaron el 9,6 % del valor añadido y el 13,1 % del empleo total. Entre 2010 y 2012, el crecimiento de la productividad en el sector se mantuvo sin cambios en la UE, frente a un crecimiento del 3,9 % en los Estados Unidos. En estudios recientes se llega a la conclusión de que una regulación restrictiva crea barreras significativas a la entrada, haciendo que se abran menos puntos de venta nuevos en la mayoría de los formatos de tiendas, obstaculizando la competencia y dando lugar a precios más altos para los consumidores. Incluso con el desarrollo del comercio electrónico persistirá el problema, ya que una presencia física suele ser importante para ganarse la confianza de los consumidores. Los Estados miembros deben evaluar y modernizar, según convenga, sus mercados minoristas, inspirándose, cuando proceda, en soluciones desarrolladas en otros Estados miembros que funcionen adecuadamente y sean menos perturbadoras.

Dollarphotoclub_650991851.jpg

Fomentar la Modernización y la Innovación

Las normas son cruciales para la innovación y el progreso en el mercado único: aumentan la seguridad, la interoperabilidad y la competencia y contribuyen a eliminar barreras comerciales. Son esenciales para la competitividad europea. Durante las últimas décadas, el sistema europeo de normalización ha contribuido considerablemente al éxito. El sistema europeo de normalización ha de estar a la altura de estos retos, elaborando, de manera inclusiva, normas oportunas y orientadas al mercado y consolidando el liderazgo de Europa en la normalización internacional. Las normas europeas deben respaldar las políticas de la UE y han de ofrecer mayor seguridad e interoperabilidad a las innovaciones digitales.

Los sectores con un nivel elevado de propiedad intelectual e industrial representan el 39 % del PIB y el 35 % del empleo en la UE, además de ser un motor para la innovación. Europa ha experimentado grandes progresos en materia de protección de la propiedad intelectual e industrial, en particular a través de la reciente adopción del sistema de la patente unitaria44 y la modernización del acervo sobre marcas. La Comisión presentará iniciativas para consolidar y modernizar el marco de la propiedad intelectual e industrial, incluidas medidas para fomentar el uso de la propiedad intelectual e industrial por parte de las pymes.

Las mercancías generan alrededor del 75 % del comercio en el interior de la UE. En 2014, el comercio de mercancías entre los Estados miembros de la UE se calculó en 2,9 billones EUR. Se han eliminado los obstáculos legislativos para más del 80 % de los productos industriales adoptando normas comunes y, en los casos en que no existen estas normas de la Unión, aplicando el principio de reconocimiento mutuo.A pesar del alto grado de integración del mercado en el ámbito de las mercancías, se pierden oportunidades para el conjunto de la economía.Por tanto, la Comisión tomará medidas para mejorar la aplicación del reconocimiento mutuo y combatir los productos ilegales y no conformes.

maxresdefault.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s