Análisis Logística en la UE (II)

En la segunda parte del Análisis sobre Logística en la UE nos centraremos en la cuestión de los cambios en la Tecnología y los medios de Transporte. Conocido es que el transporte conduce a la congestión urbana y a la contaminación y contribuye al cambio climático. Además, las mejoras en las emisiones de gases de efecto invernadero se ha estancado y no se están produciendo avances sustanciales en este campo.

Descarbonización del Transporte

En la situación ideal, el transporte de pasajeros y de carga no debería requerir combustibles fósiles y debería ser posible con un sector del transporte más eficiente y en gran parte gestionado con electricidad, pero ello requiere multitud de cambios: nuevas unidades y tipos de combustible, innovaciones industriales y un nuevo marco regulatorio.

Sin una “descarbonización” acelerada del transporte, los objetivos de cambio climático tanto europeo como global no pueden alcanzarse. La presión creciente para resolver el problema del cambio climático dominará los progresos tecnológicos y la organización del transporte en los próximos años. El transporte no motorizado y el transporte público ofrecen una solución parcial para movilidad sostenible ya que requieren menos espacio físico que los coches privados.

El desarrollo de nuevos combustibles ha estado estrechamente vinculado a la demanda de coches urbanos y vehículos pequeños desde la crisis del petróleo de la década de 1970 hasta la actualidad. Las empresas de automóviles se lanzaron en los años 1980-1990 a ambiciosos programas de desarrollo de nuevos conceptos de vehículos y conducir, pero el impulso no duró mucho tiempo y los programas fueron cerrados debido a que las turbulencias en el mercado mundial de petróleo se olvidaron y la demanda de grandes (y rápidos) vehículos pesados aumento fuertemente.

El desarrollo se retoma a finales de la década de 2000, donde los fabricantes de automóviles ponen en marcha un número significativo de vehículos eléctricos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, se trataba de un diseño reconvertido de los modelos existentes. Sólo unos pocos coches eléctricos fueron diseñados específicamente como vehículos eléctricos. Con la excepción de TESLA Modelo S, todo coche eléctrico desarrollado hasta la fecha han tenido un rango limitado de desplazamiento.

La mayoría de los fabricantes también están ofreciendo soluciones híbridas en sus vehículos. Estos son generalmente los vehículos convencionales equipados con un motor eléctrico adicional y una batería recargable externamente, como TOYOTA Modelo Prius. Esto significa que en parte operan con cero emisiones (excepto los niveles de emisión de la generación de electricidad) y alcanzar  menos de 50 gramos de CO2/km, de conformidad con las normas vigentes para la medición del consumo.

Sin embargo las reducciones de viajes de personas son a menudo compensados por un aumento en el tráfico especialmente de distribución, debido al aumento del comercio electrónico. Otra significativa restricción en el transporte futuro es la inversión requerida en infraestructura -esto se aplica a carreteras, puentes, túneles y como así como la mayor parte de los sistemas de metro y trenes de cercanías en las grandes ciudades europeas-.Se necesitan considerables inversiones en los próximos años.

En este contexto, distintos tipos de combustibles están actualmente en discusión: el combustible basado en la biomasa parecen haber llegado al límite, como resultado de la intensificación de la competencia por la tierra. Sin embargo, hay una variedad de procesos de energía basada en gas que sólo están en sus primeras etapas. Existe, además de la opción de batería eléctrica, la tecnología de pilas de combustible basado en hidrógeno, así como diversas variantes híbridas.

En la actualidad, la UE está experimentando un crecimiento de fuentes de energía renovables y una descentralización de la gestión de la red eléctrica. El fuerte aumento de las energías renovables en la producción de electricidad está revelando opciones prometedoras y haciendo viable un suministro de energía de combustibles post-fósil. Existen tecnologías de vehículos suficientemente desarrolladas en un primer momento, como las pilas de combustible y las unidades que funcionan con baterías y también se ha generalizado la tecnología de redes.

Digitalización del Transporte

Las tecnologías digitales permitir la creación de redes y nuevos enfoques en materia de transporte, proporcionando medios para optimizar y / o reducir las necesidades de movilidad con el consiguiente ahorro de energía. Además de estos desarrollos tecnológicos, la digitalización es también un factor impulsor de innovaciones en el transporte.

No obstante, todas estas tendencias de fondo están siendo superados por una megatendencia: digitalización. Los fabricantes de automóviles están invirtiendo un esfuerzo considerable en investigación y desarrollo -en proyectos como el vehículo conectado- y diferentes modelos de conducción automatizada.

Al mismo tiempo, nuevas oportunidades para servicios de transporte intermodal están surgiendo como plataformas. Algunas, como MOOVEL y QIXXIT, permiten la integración de diversos servicios para los usuarios que se benefician de información sobre el transporte público y coche y sistemas de alquiler de bicicletas. Otros, como UBER o LYFT son actualmente los servicios para los usuarios individuales, que ofrecen aún potencial sin explotar.

Sin embargo, hay un factor desconocido en el escenario previsible para la digitalización progresiva del transporte: la garantía en la seguridad de operaciones y de datos, que no puede ser plenamente garantizada, no cubrir adecuadamente la responsabilidad y los riesgos.

Por otra parte, nuevos servicios de transporte continuamente surgen debido al uso generalizado de los teléfonos inteligentes y el desarrollo de aplicaciones inteligentes. Además, la digitalización y la expansión de las energías renovables ofrecen oportunidades sin precedentes para la innovación. Los vehículos eléctricos pueden ser vinculados en redes inteligentes, especialmente si están operados por los gestores de flotas profesionales.

BBT_blu_case_study_09.jpg

Conclusión

La transformación del transporte va más allá de los nuevos sistemas de conducción de vehículos y tipos de combustible. En la práctica, el transporte será cada vez más multimodal, lo que mejorará su funcionalidad, en lugar de una colección de opciones de transporte modal distintos. Cada vez más, esta coordinación modal se está extendiendo en Europa y las empresas de TIC son los nuevos jugadores en el sector del transporte.

Las mejores estrategias para el éxito de la movilidad de combustible post-fósil incluyen, por tanto:

  • límites ambiciosos sobre las emisiones de CO2,
  • la fijación de precios obligatoria para las áreas de tráfico y de aparcamiento con excepciones para vehículos de emisiones cero, y
  • experimentos con redes descentralizadas en condiciones reales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s