Marco de relación UE-CCEAG

El CONSEJO DE COOPERACIÓN DEL GOLFO (CCG)  fue creado en mayo de 1981, integrado por Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos –EAU–, Kuwait, Omán y Qatar. El motivo fundamental de su creación era la defensa de la seguridad de sus integrantes, considerando que se trataba de países pequeños,  muy ricos situados en una región con un elevado valor estratégico, y una gran inestabilidad derivada de la cercanía de potencias con ansias expansionistas como Irán o Irak, enzarzadas en aquellos años en la guerra Iran-Irak.

El objetivo económico de este Consejo era dar cobertura a la integración de Estados con enormes reservas petrolíferas y con estructuras y problemas similares. El ritmo de integración ha sido muy lento; constituyendo en el año 2003 una Unión Aduanera, con una regulación en el sentido de eliminar las barreras arancelarias y adoptando un arancel exterior común del 5%.

La Carta de fundación del GCC declara que los objetivos básicos son los de efectuar la coordinación, la integración y la interconexión entre los Estados miembros en todos los campos, reforzando lazos entre sus pueblos, formulando regulaciones similares en varios campos como la economía, finanzas, el comercio, la aduana, el turismo, la legislación, la administración, así como el progreso técnico en la industria, la minería, la agricultura, recursos de agua y de animal, el establecimiento de centros de investigación científico y la cooperación del sector privado.

Actualmente ha cambiado el nombre y se denomina CONSEJO DE COOPERACIÓN DE ESTADOS ÁRABES DEL GOLFO (CCEAG).

Persian_Gulf_Arab_States_english.png
Estados miembro del CCEAG (CCG) (Fuente WIKIPEDIA)

La idea de una unión monetaria entre los países del CCG se propuso por última vez en la cumbre de Kuwait de 2013, con la idea de establecer por parte de Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein y Qatar un Banco Central unificado que emitiría una moneda unificada a partir de principios de 2015. No obstante este proyecto tiene muchos obstáculos y Omán y los EAU no participan. La crisis de la deuda soberana que afectó a la zona euro y su impacto en los tipos de cambio han retrasado este proyecto, sin que por el momento exista fecha prevista para su puesta en marcha

El conjunto de países del CCG alberga el 40% de las reservas probadas mundiales de petróleo y el 25% de las reservas de gas natural. La producción según diferentes supone el 20% de la producción mundial de petróleo en con Arabia Saudí al frente (9,6 millones de barriles); EAU (3,1 millones); Kuwait (2,6 millones) y Oman y Qatar (1,6 millones)

La combinación de enormes reservas de hidrocarburos y una pequeña población se traduce en unas características económicas únicas. El conjunto de países del CCG cuenta con una población de 51,7 millones de habitantes (2015) con Arabia Saudi como país más poblado con 30,8 millones de habitantes; un PIB de 1.263 millones de €, lo que supone un PIB per cápita medio de 24.440 €, destacando Qatar con 70.745 € y en el otro extremo Oman con 14.720 €

dream-big-bkgd.jpg

A nivel regional, los ingresos derivados del petróleo han permitido una red de infraestructuras de primer nivel y unos servicios públicos de calidad, con un buen nivel de vida que no obstante no es homogéneo en la población. Sin embargo, su carácter de economías rentistas les plantea importantes obstáculos para la consecución de otros elementos necesarios para la modernización económica, derivado de ser estados “petrolizados” con escasa competitividad fuera del sector de la energía, aunque hay esfuerzos por cambiar este patrón de crecimiento sobre todo en una población con elevado crecimiento demográfico.

En el campo microeconómico, todos los países precisan avanzar en la privatización y la liberalización. Sin embargo, la capacidad del FMI y del Banco Mundial (o de los EEUU y la UE) para influir en las decisiones económicas de los gobiernos del CCG son prácticamente nulas. Sectores de gran potencial para la inversión extranjera, como los de distribución, finanzas y telecomunicaciones permanecen relativamente cerrados.

Relaciones con la UE

En varias ocasiones, la UE y el CCG han adoptado posiciones comunes sobre problemas surgidos en Oriente Próximo. Los países del Golfo ricos en petróleo, que suministran aproximadamente el 20 % de las necesidades energéticas de la UE, son testigos de cambios socioeconómicos y políticos de gran calado, si bien las reformas avanzan a un ritmo desigual.

El efecto de los levantamientos árabes en las monarquías del Golfo se ha mitigado con políticas preventivas, consistentes en la concesión de ayudas económicas y la expansión del empleo público. Los países del CCG han desempeñado un papel activo en el contexto de la diplomacia de Oriente Próximo.

Aunque la UE espera desarrollar sus relaciones políticas en la región, las relaciones entre la
UE y el CCG han estado definidas básicamente por los vínculos económicos y comerciales. El volumen de los intercambios comerciales entre ambas partes ha aumentado constantemente desde la década de los años 80.

En 2014, el CCG fue el quinto mercado en importancia en términos de exportaciones de la UE y la UE es el primer socio comercial del CCG. La UE y el CCG firmaron un acuerdo de cooperación en 1988. Su objetivo es reforzar la estabilidad en una región de importancia estratégica, facilitar las relaciones políticas y económicas, reforzar la cooperación económica y técnica, y estrechar la colaboración en materia de energía, industria, comercio y servicios, agricultura, pesca, inversiones, ciencia, tecnología y medio ambiente. El acuerdo contempla la celebración de consejos y reuniones ministeriales anuales conjuntos y la constitución de comités mixtos de cooperación a nivel de altos cargos.

La última reunión ministerial entre la UE y el CCG tuvo lugar en Qatar en mayo de 2015. La UE y el CCG acordaron un programa de acción conjunta para 2010-2013 en el que establecieron una hoja de ruta para reforzar la cooperación en asuntos como las tecnologías de la información y la comunicación, la seguridad nuclear, las energías limpias, la investigación y el diálogo económico. No obstante, la renovación de este programa se ha retrasado debido, en particular, a la falta de avances con respecto a las cuestiones comerciales.

Aunque en 1990 se iniciaron las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio, estas se han estancado debido a las discrepancias que siguen existiendo en relación con la cuestión de los derechos de exportación. Desde el 1 de enero de 2007 se dispone de fondos del instrumento de financiación de la cooperación con los países y territorios industrializados y otros países y territorios de renta alta (IPI) y de su sucesor, el Instrumento de Asociación (IA) para financiar medidas destinadas a aplicar el Acuerdo de Cooperación entre la Unión y el CCG.

QNA_EU_GCC_032-(2).jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s