INDIA: Mercado de oportunidad agrícola

India es un inmenso país prácticamente desconocido para las empresas españolas por diferentes razones, fundamentalmente de índole cultural. El comercio de la UE con India supone el 21% del comercio total indio, siendo el primer socio comercial de la India por delante de Estados Unidos, China y Rusia; la India es el 8º socio comercial de la UE, y el 12º en términos de agricultura, pero con un volumen comercial inferior a los 2.000 millones de €, fundamentalmente en trigo, algodón, café, arroz y té.

España ocupa una posición muy retrasada, por detrás de países como Alemania, Reino Unido, Holanda y Bélgica, pero con importantes oportunidades en varios sectores. Nos ocuparemos fundamentalmente del sector Agrícola, considerando la necesidad de implementación de tecnología para procesado de alimentos, con pérdidas post cosecha del orden del 30–40% de la producción y sólo se procesa el 2% de la producción agrícola. Existe por tanto una manifiesta falta de capacidad y tecnología, dado el potencial y el fuerte aumento de la demanda interior y exterior.

En los últimos años ha surgido un interés en este país por llevar a cabo una transformación para asegurar un medio de vida sostenible para los agricultores y la seguridad alimentaria. La agricultura en India siempre ha sido un elemento importante en el desarrollo económico del país. Dentro de la economía india, la 3ª en valor del continente asiático, la agricultura supone más del 30% del PIB, siendo líder mundial en determinadas producciones como arroz, leche y con importante presencia en sectores como los biocombustibles, trigo, etc. La agricultura supone más del 18% del PIB y emplea al 55% de la población activa.

No obstante aunque se detecta un aumento de la productividad en Agricultura, según el último estudio económico 2015-16 presentado en el Parlamento por el MINISTRO DE ECONOMÍA de la Unión, Sr. Shri Arun Jaitley también se destaca que el volumen global ha disminuido debido a dos años consecutivos de sequía y a la disminución en la producción y la superficie sembrada.

Ministro de Economía de la India, Shri Arun Jaitley (fuente INDIANEXPRESS.COM)

Es necesaria por tanto una transformación en la agricultura que ha de ser dirigida hacia un aumento de la productividad en la agricultura, mediante la inversión en tecnologías de riego eficientes, y un uso eficiente de todas los inputs. Una primera medida para aumentar la productividad de la agricultura es la ampliación de la superficie bajo riego, actualmente en torno al 30% de la superficie total cultivada, junto con la adopción de tecnologías apropiadas para la utilización eficiente del agua, trasgrediendo el modelo de riego por inundación, reduciendo el desperdicio de este preciado bien.

Existen amplias posibilidades de desarrollo a nivel de productividad mediante la recogida, reciclaje y gestión eficiente del agua en las explotaciones agrícolas. La eficiencia global de riego de los sistemas de riego en la India se estima en alrededor de un 38%, con la posibilidad de aumentar la eficiencia del sistema de riego por hasta un 60%.

El segundo gran problema esta asociado a la falta de invernaderos y problemas de postcosecha. Los invernaderos no están muy desarrollados en la India, y además están focalizados hacia la producción de flor cortada, en mayor medida que hacia las frutas y hortalizas. Existe una producción autóctona de invernaderos pero son de escasa fiabilidad aunque mejor coste. Los empresarios locales prefieren en este sentido la importación de tecnología y existe un comercio muy importante fundamentalmente con Israel y Holanda, seguidos de Italia, Francia, Reino Unido y Japón.

En este sentido es destacable la labor desarrollada por la empresa NOVEDADES AGRÍCOLAS  que ha realizado un proyecto Llave en Mano en Bawal, municipalidad de Rewari, en el estado de Haryana, en el norte de la India y a unos 100 km. de la capital Delhi. Según se detalla en la web el proyecto ha consistido en el diseño, fabricación y construcción de invernaderos multi-capilla equipados tecnológicamente para el cultivo de hortalizas como tomates y pimientos, desarrollado con una primera etapa (2009) y construcción de 800 m2 y una segunda etapa (2015) con fines universitarios.

Invernaderos en Bawal (India) (Fuente NOVEDADES AGRÍCOLAS)

Otro importante factor de desarrollo es la necesidad de aumentar el nivel de mecanización de la agricultura en la India mediante la introducción de mejores equipos en cada operación de cultivo con el fin de conseguir un ahorro de tiempo y trabajo, mejorar la productividad, reducir al mínimo las pérdidas y reducir los costos de mano de obra para cada operación. El nivel general de la mecanización en la agricultura es inferior al 50% en el caso de la mayoría de las operaciones de cultivo en la India

Existe, cada vez más, una escasez de mano de obra para las operaciones de la agricultura debido a la migración rural, disminución del peso del PIB en la agricultura (en los años 90 suponía el 30%) en beneficio de los servicios y lo que obliga a una apuesta por la mecanización de la agricultura .

Otras cuestiones importantes son la comercialización de insumos básicos para aumentar la productividad en la agricultura como las Semillas, difíciles de conseguir en cuanto a disponibilidad y asequibilidad, además de existir un mercado necesario de mayores estándares de calidad y con una insuficiencia de las investigaciones y la ingeniería genética que han limitado el desarrollo de esta tecnología.

También es muy importante el consumo de Fertilizantes, insumo crítico y costoso necesario para mejorar la producción agrícola. Hasta fechas recientes el Gobierno subvencionaba hasta un 10% del precio de los fertilizantes, pero se está replanteando este subsidio. Se está trabajando en un uso equilibrado y óptimo en función del estado del suelo para mejorar el rendimiento de los cultivos, considerando que los suelos indios tienen una deficiencia de micro-nutrientes como el boro, zinc, cobre y hierro en la mayor parte del país, lo que limita los rendimientos de los cultivos y la productividad. Asimismo, el 67% de suelo indio se caracteriza por bajas emisiones de carbono orgánico, con lo que existe gran margen para mejorar el uso de fertilizantes orgánicos.

Otras cuestiones

Existe la necesidad de abordar el problema de la Disponibilidad de Crédito. La relación entre el crédito agrícola al PIB agrícola ha aumentado del 10% en 1999-2000 a cerca de 38% en 2012-13. Sin embargo, la participación del crédito a largo plazo en la agricultura ha disminuido del 55% 2006-2007 al 39% en 2011-2012.

Una última cuestión es la mejora de los Servicios de Extensión Agraria para aumentar la productividad mediante la prestación de servicios de asesoramiento a los agricultores para adoptar las mejores prácticas, implantación de tecnología, información de mercado, etc. En la India, aunque hay varias agencias que ofrecen servicios de asesoramiento agrícola existe una descoordinación entre los servicios de extensión agraria coordinados por el MINISTERIO DE AGRICULTURA

Finalmente adjunto un vídeo muy interesante sobre Invernaderos en India, en definitiva un mercado muy interesante para el desarrollo agrícola con cultivos intensivos bajo plástico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s