Las Infraestructuras como factor de desarrollo

Resumen ejecutivo del Informe de AT KEARNEY  “Contribución de las infraestructuras al desarrollo económico y social de España” (Septiembre de 2015)

La inversión en infraestructuras en España ha sido eficaz y eficiente según el análisis comparativo realizado con países de referencia tales como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia durante el periodo 1995-2014.

infraestructuras.jpg

La eficacia de la inversión se demuestra al haberse reducido sensiblemente el déficit histórico de infraestructuras en España realizando casi un 20% menos (un 18%) de esfuerzo económico, en términos relativos a la población y superficie, que la media de los países de referencia anteriormente mencionados.

fig18.jpg

La eficiencia de la inversión se demuestra al haberse ejecutado dicha inversión en infraestructuras en España con unos costes de construcción inferiores en un 30% a muchos otros países de referencia.

Este desarrollo eficaz y eficiente de las infraestructuras españolas ha sido posible gracias a las capacidades diferenciales de la industria española de infraestructuras y servicios a nivel mundial. Las empresas españolas, comparadas con las de otros países de referencia, destacan por sus elevadas competencias en:

  1. ingeniería e innovación
  2. integración de procesos y actividades de la cadena de valor y
  3. gestión de grandes proyectos con alta complejidad técnica.

Estas excepcionales capacidades técnicas y de gestión se confirman en un mercado internacional altamente competitivo en el que la industria española de infraestructuras es líder mundial con una facturación fuera de España en construcción de casi 80.000 millones de dólares en 2013 y con cerca del 50% del capital total privado invertido en concesiones en el mundo por las 10 principales compañías concesionarias internacionales.

fig32.jpg

Sin duda, este liderazgo mundial de la industria española de infraestructuras es la mayor prueba de su eficacia y eficiencia y del consiguiente menor esfuerzo económico necesario en la inversión en infraestructuras en España frente países de referencia como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

La inversión en infraestructuras ha beneficiado significativamente al desarrollo económico y a la generación de empleo:

  • La inversión en infraestructuras es un importante motor de actividad económica que en los últimos 10 años ha generado un impacto económico total de 1,6 billones de €. Cada € de inversión en infraestructuras casi duplica su valor en actividad económica (1,92 €). Además, el retorno fiscal del gasto en infraestructuras es casi del 50%, recuperándose 0,5 € por cada euro gastado, mediante impuestos, tasas y cotizaciones
  • Asimismo, la contribución nacional y creación de riqueza local a través de la inversión en infraestructuras es máxima para España ya que requiere las mínimas importaciones (sólo el 9%) en comparación con las mayores y, en algunos casos, fuertes importaciones necesarias para otros sectores productivos clave.
  • La inversión en infraestructuras es un gran generador de empleo en España comparado con otros notables sectores productivos. Por cada millón de € invertido las infraestructuras generan una media de 14 puestos de trabajo directos e indirectos habiendo aportado una media de 1,2 millones de empleos al año en los últimos 10 años.

asd

La mejora de las infraestructuras ha sido clave para fomentar la competitividad de la economía española y ha favorecido pilares fundamentales para la economía del país, como por ejemplo el turismo y las exportaciones:

  • Los aeropuertos facilitan el notable crecimiento del turismo en un 70% en los últimos 20 años y contribuyen con casi un 6% al PIB y con 1,3 millones de empleos generados, muy por encima de los países de referencia como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia (Figuras 13 y 14).
  • Los puertos facilitan la logística de nuestras exportaciones, cuyo peso en el PIB ha aumentado en 10 puntos porcentuales desde 1995.

La inversión en infraestructuras en España ha sido fundamental para mejorar el bienestar social, contribuyendo a la notable mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

  • La inversión en infraestructuras de carreteras de alta capacidad ha mejorado la cohesión territorial y la movilidad ciudadana en España, multiplicando por 2,5 el transporte de ciudadanos por carretera en 15 años
  • La inversión en infraestructuras ferroviarias de altas prestaciones ha reducido los tiempos de viaje por ferrocarril en más de un 50%
  • La inversión en infraestructuras de ferrocarril suburbano ha contribuido notablemente a la movilidad urbana, aumentando sus usuarios en más de un 20% y ahorrando 13.000 millones de euros por la reducción de la congestión, contaminación y accidentes en España desde 1995

A pesar del innegable impacto positivo de la inversión en infraestructuras en el desarrollo económico, en la generación de empleo y en el bienestar social, la inversión pública en infraestructuras se ha reducido en España en un -21% en el ciclo recesivo desde 2010, volviéndonos a alejar de los niveles de países de referencia como Reino Unido, Alemania o Francia, que la han incrementado en un 43%, 17% y 4% respectivamente en el mismo periodo.

fig40

Como consecuencia, a pesar de haber cerrado el gap de infraestructuras de carretera, el déficit de dotación de infraestructuras y equipamientos para los ciudadanos, especialmente en ferrocarril, agua, sanidad, educación, medioambiente y telecomunicaciones, prevalece y se está ampliando en comparación con los países europeos de referencia de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia:

  • La red ferroviaria española es un 45% inferior por superficie y población
  • En agua, por ejemplo, España mantiene un déficit para cumplir con objetivos establecidos por la Unión Europea.
  • La dotación de camas hospitalarias por habitante es 25% inferior
  • La inversión en infraestructuras de educación por habitante fue un 40% inferior en los últimos 5 años
  • En infraestructuras medioambientales, el tratamiento se aplica a menos del 40% de los residuos urbanos en España.
  • En telecomunicaciones, la cobertura de red 4G beneficia sólo al 50% de los hogares, mientras que en los países más avanzados disponen de coberturas de en torno al 80%.

Vietnam-y-republica-dominicana-telecomunicaciones.jpg

Esta visión estratégica de apuesta por las infraestructuras debe volver a España en un modelo de “inversión sostenida” como ha prevalecido durante décadas en los países europeos de referencia de Alemania, Francia y Reino Unido en los que incluso se ha aumentado la inversión en el ciclo recesivo. Sólo de esta manera España evitará alejarse de sus niveles de bienestar social y contribuirá al crecimiento económico y más importante a la generación de empleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s