América Latina: Situación comercial

El BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, en colaboración con el INSTITUTO PARA LA INTEGRACIÓN DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE ha publicado recientemente un informe denominado “Tendencias Comerciales 2016“, coordinado por Paolo Giordano, Economista Principal del Sector de Integración y Comercio del BID, donde se establece la situación de los flujos comerciales internacionales de América Latina y el Caribe para el año 2015.

En el resumen ejecutivo del mismo se realiza una prospección de la situación de las exportaciones de mercancías, con un primer dato que alerta sobre la situación general de la zona: se estima una contracción de –14% de las exportaciones, la mayor caída desde la crisis financiera internacional y con un resultado ligeramente superior a 2010 – en torno a 915.000 millones de $ -, para el grupo denominado AL-18 (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela)

grafico 1.jpg
Evolución de las exportaciones 2012 – 2015

Se constata una realidad y es que la caída es continua (de hecho lleva tres años disminuyendo) y generalizada (afecta a casi todos los países, con homogeneidad en el desempeño a nivel regional y subregional). Es además un resultado congruente con la situación internacional donde se estima una reducción de las exportaciones a nivel mundial en torno al 12%

En la misma línea se observa una reducción de las importaciones del orden del 10% derivada de la situación de los precios y del peor comportamiento de las economías de la zona.

Por zonas geográficas habría que diferenciar tres grandes bloques:

  • Sudamérica: donde la contracción de las exportaciones es más severa (-21%) casi duplicando la media mundial, derivada de la bajada de productos petrolíferos y mineros, componente importantísimo de la balanza comercial de estos países, así como la desaceleración de su mercado prioritario como es Asia.
  • Mesoamérica: donde la contracción es muy inferior, estando en el entorno del -4%, y donde el mejor comportamiento lo presenta México con esta reducción, siendo en el resto de países de la zona del orden del -7%.
  • Caribe donde la contracción es del -23%, pero matizada por la situación específica de Trinidad y Tobago, ya que descartando este país -importante en la balanza regional y con peso específico en productos energéticos- la reducción es solo del -9%

Los países con mayores contracciones son aquellos donde los hidrocarburos tienen un peso mayor en la balanza comercial: Venezuela (-49%), Colombia (-35%), Bolivia (-32%), Ecuador (-28%) y Trinidad y Tobago (-27%). Solamente en dos países Guatemala (+2%) y El Salvador (+6%) tienen aumentos de su saldo de exportaciones.

La primera explicación de esta disminución tiene relación con la deceleración de la economía internacional. Según se observa en el gráfico prácticamente todas las zonas económicas internacionales reducen su crecimiento en el año 2015, destacando en la deceleración América Latina (AL-6: media ponderada de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) y China.

grafico 2.jpg
Crecimiento del PIB período 2011 – 2015
  • En el caso de China, este país ha reducido considerablemente sus importaciones fundamentalmente en la primera parte del año. Esta reducción se debe principalmente a dos factores como son la desaceleración económica del país y una dinámica de precios a la baja, que no compensa los aumentos de volumen de las exportaciones. La reducción afecta fundamentalmente a los productos metálicos (hierro, cobre) y petrolíferos, estimándose esta caída en torno al –14%.
  • En el caso de Estados Unidos se ha producido una reducción debido a la bajada de importaciones de petróleo y a una disminución del crecimiento manufacturero, por lo que la reducción de las exportaciones se estima del orden del -7%
  • En el caso de la Unión Europea, se constata una aceleración en el ritmo de caída de las compras, aunque en este caso el factor fundamental es la disminución del valor del euro frente al dólar, lo que favorece la importaciones de Europa pero perjudica las exportaciones, en este caso en un entorno estimado del -18%

No obstante aunque las importaciones en general de todas las zonas mencionadas disminuyen, la intensidad de la disminución es mayor en el caso de las importaciones desde América Latina y Caribe, lo que denota una pérdida de competitividad de las exportaciones y una severidad de la coyuntura importante en el caso de estos países.

El factor principal de la disminución del saldo exportador de estos países, como se ha comentado, continuado desde 2011 está relacionado principalmente con la disminución de los precios de las materias primas, base de la exportación de América latina y el Caribe. Por reflejar los insumos mas importantes:

  • En los productos agroalimentarios como la soja, el azúcar y el café, están en niveles similares a los alcanzados antes de la crisis internacional de 2008, es decir casi 50% por debajo de los máximos históricos.
  • En los productos energéticos (principalmente petróleo) y mineros (hierro y cobre) las caídas de precios han sido muy significativas, con reducciones respectivas de precios del -48% para el petróleo, del -43% para el hierro y ligeramente inferior para el cobre (-18%). Los precios del petróleo y el cobre se encuentran en niveles similares a los registrados entre 2005 y 2006, mientras que el del mineral de hierro se equipara al de inicios de 2008.

A modo de conclusión, para el año 2016, los riesgos para el crecimiento de las exportaciones de la región continúan y no se esperan mejoras significativas debido a que,  por un lado, no existe previsión de reversión de las cotizaciones de las materias primas, que se espera se acerquen a mínimos similares a los existentes 15 años atras.

Por otro lado los crecimientos económicos en las zonas más desarrolladas del mundo (Asia, Unión Europea y Estados Unidos) se esperan que sean muy reducidos, con especial incidencia en la desaceleración de China, el moderado crecimiento de la Unión Europa y un poco mayor en el caso de Estados Unidos, lo que restará impulso a las exportaciones hacia estos países.

Finalmente, la divergencia en las políticas monetarias en los Estados Unidos y en la zona del euro derivará en un debilitamiento del euro frente al dólar, que se apreciará, lo que supondrá un aumento de las presiones deflacionarias en el comercio regional.

Por todo lo anterior, el informe concluye en la importancia y la urgencia de implementar políticas de promoción comercial que contribuyan a revertir la tendencia y a impulsar la diversificación comercial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: