La Internacionalización como Factor de Éxito

Articulo escrito por la Cámara de Comercio originalmente en el año 2010 y actualizado

La internacionalización es un factor clave para la competitividad y la generación de empleo sostenible. La grave crisis económica que hemos padecido hace aún más acuciante la necesidad de apostar de forma decidida por la internacionalización de nuestras empresas. Por eso es ahora cuando debemos apostar con amplitud por la internacionalización de nuestro tejido empresarial como una respuesta firme para superar las dificultades presentes y futuras.

Sin duda alguna, en momentos como los actuales, todos –empresas, trabajadores y administraciones públicas– debemos apostar con amplitud de miras por la internacionalización como una respuesta firme para superar las dificultades presentes y futuras.

Más allá de análisis coyunturales, observamos que el actual modelo productivo arrastra, algunas paradojas. Si comparamos el grado de apertura de nuestra economía y el nivel de costes de producción, con el número de empresas que exportan con asiduidad o la escasa presencia en los mercados más dinámicos, tanto desde la perspectiva geográfica y mercados emergentes, como de producto, comprobamos que el peso de nuestras exportaciones de bienes de alto valor añadido e incorporación tecnológica elevada siguen siendo todavía muy reducidos.

Desde la Cámara de Comercio queremos desarrollar el concepto de innovación internacional que hemos incorporado de forma decidida en nuestro Plan de Internacionalización para los próximos años. Se trata de una propuesta que se enmarca en la necesidad de que la iniciativa privada tenga mayor participación y peso específico en el diseño de los planes públicos de internacionalización, que, además requiere, en la vertiente fiscal, de una reducción en las cotizaciones sociales a las empresas exportadoras.

El apoyo público al proceso de internacionalización de la empresa, en particular, y de la economía en general, reclama también una mayor implicación del ICO con ayudas específicas de apoyo a la actividad en exterior. Dotar al ICO de líneas adicionales para la financiación de exportaciones, que compensen la falta de liquidez y financiación podría ser un factor dinamizador.

En un marco más amplio, pero orientado en esta dirección, hemos de plantearnos una reforma de las acciones de apoyo a la internacionalización por sectores, avanzando hacia los planes individualizados o personalizados a la empresa a modo de consultoría. Estas propuestas, unidas a una amplia batería acciones, han sido diseñadas y presentadas por las Cámaras de Comercio al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, una iniciativa fruto de la proactividad empresarial.

El nuevo marco institucional de apoyo a la internacionalización contempla, entre otras, las siguientes propuestas coincidentes en líneas generales con algunas de las ya descritas:

  • Aumento de la participación de las empresas en el diseño de políticas y planes de internacionalización.
  • Establecimiento de un modelo de colaboración entre los distintos niveles y ámbitos de las Administraciones Públicas dedicadas a la internacionalización (ICEX, Comunidades Autónomas, Cámaras de Comercio, Instituciones Financieras Públicas y Ministerio de Asuntos Exteriores).
  • Reforma y potenciación del servicio exterior.
  • Sustituir el enfoque de políticas sectoriales por el de empresas con capacidad competitiva.
  • Alianza de las Administraciones Públicas con las empresas y marcas líderes para que actúen como fuerzas tractoras.
  • Estímulo al aumento del tamaño medio de la empresa y a la cultura de la internacionalización.

En el ámbito del impulso al Capital comercial (innovación, marcas e imagen país) y Capital Humano, cabe destacar:

  • Mejorar el tratamiento fiscal a la innovación comercial, incluyendo cambios en la organización de la empresa o en las técnicas de mercadotecnia.
  • Potenciar la imagen país introduciendo incentivos fiscales al patrocinio del Made in/by Spain y apalancamiento en personalidades españolas con prestigio en el exterior.
  • Fomentar la interacción entre el sistema de enseñanza superior y las empresas.
  • Medidas eficaces y urgentes en el aprendizaje de idiomas.
  • Desarrollo de la Ley 2002 sobre Cualificaciones en la FP, en lo que respecta a los títulos de comercio exterior.
  • Llevar a cabo una re-ordenación y especialización entre las instituciones públicas que se ocupan de la formación en internacionalización (ICEX, Cámaras de Comercio, Agencias), introduciendo la valoración de la calidad.

Finalmente entre las medidas para la mejora de la competitividad, podemos señalar:

  • Medidas de estímulo que permitan un mayor aprovechamiento empresarial de las políticas de innovación
  • Reducir las cotizaciones sociales a cargo de las empresas para poder competir en condiciones similares con las de otros países.
  • Reforma del mercado de trabajo, flexibilizando e incentivando la prolongación de la vida laboral en casos de alto nivel de experiencia.
  • Simplificación de cargas burocráticas, que implican un coste diferencial para las empresas españolas respecto al as de otros países.
  • Fomento de la cultura emprendedora.

El mundo está evolucionando a una gran velocidad y dependerá de la capacidad que tengamos para entender los cambios que se producen y adaptarnos con la mayor rapidez posible a ellos, donde radicará buena parte del éxito y de nuestro futuro.

Por ello, es necesario revisar diversas facetas relacionadas con la internacionalización, como son las políticas públicas de ayuda, la cooperación y colaboración entre instituciones, líneas de financiación, la promoción de la innovación, la incorporación de la marca, formación o la atracción de inversiones extranjeras.

Todo ello sin perder de vista aquellas cuestiones en el entorno en el que las empresas desempeñan su actividad, que no son específicas de la internacionalización, pero que también son gran calado y afectan a la competitividad y que requieren ser revisadas y mejoradas tales como la fiscalidad empresarial, costes energéticos, burocracia o la normativa laboral…)

La internacionalización y la forma de apoyarla e impulsarla, debe convertirse, por tanto, en una prioridad de nuestra política económica, porque sólo así se traducirá en mejoras permanentes nuestra productividad y competitividad. Ese es, en la coyuntura internacional, el principal referente para salir de la situación económica actual y donde desde la Cámara vamos a apostar para que las empresas almerienses dispongan de nuevas vías para iniciar, diversificar y consolidar su proceso internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: